4:00 pm - Miércoles Septiembre 19, 0863

Editorial: Los desafíos de la salud

Claudio Nuñez

“Será esencial, que el derecho a la salud sea un eje en el debate constitucional próximo y que se realicen reformas urgentes que permitan que el sistema de salud chileno pueda actuar más unitaria, solidaria y equitativamente frente a las enormes demandas futuras”, ha dicho Osvaldo Artaza, ex ministro de Salud y actual decano Facultad Ciencias Sociales y Ciencias de la Salud de la UDLA. Y eso es uno de nuestros problemas en la región.

Chile está cerca de las 12.000 muertes por coronavirus y roza los 430 contagios. Si la pandemia remite, la OCDE cree que la recuperación económica empezaría en el tercer trimestre impulsada por el consumo.

En un reciente informe de equipo Icovid Chile, iniciativa liderada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su quinto informe con análisis y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país, con información obtenida hasta el domingo 6 de septiembre, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

En nuestro caso, no es para estar tranquilos, porque –indica Icovid Chile- las regiones de Valparaíso, O’Higgins, Araucanía y Los Ríos presentan discretos aumentos. Por otro lado, destacan positivamente las regiones de la zona norte como Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo que disminuyen la positividad.

Lo indicado por los expertos, nos debe preocupar en la región, porque ello significará que la “normalización” de nuestro sistema de salud pública tardará en llegar a cubrir las necesidades de salud de la población regional, porque amplios círculos de usuarios están siendo postergados en las consultas y tratamientos de pacientes que requieren con urgencia, la atención de especialistas.

Pero no es solo eso. Consultorios que atienden a sectores populares de la capital regional, están aún sin atención clínica, como el Consultorio Miraflores, donde sus pacientes tienen que trasladarse hasta el hospital de Padre Las Casas, porque los cuadros médicos han sido trasladados hasta ese centro de salud y la disponibilidad de atención no alcanza para todos.

“Ante estas crisis, es vital la existencia de comunidades con poder de organización para contribuir al cuidado de personas y familias en los territorios, junto a un papel protagónico de la Atención Primaria de la Salud (APS), la que es el principal actor para la defensa y el ataque ante una pandemia (testear, trazar y aislar)” ha dicho el ex ministro de Salud,

“Tras la crisis sanitaria, tendremos un país más empobrecido y con muchos más problemas de salud no resueltos: largas listas de espera que se habrán multiplicado, secuelas respiratorias derivadas del Covid-19, agravamiento de problemas de salud asociados a la pobreza (metabólicas y cardiovasculares), y una enorme presión en el ámbito de la salud mental, entre muchos otros problemas, que harán de la salud un tema aún más prioritario en el próximo tiempo.

Será esencial, que el derecho a la salud sea un eje en el debate constitucional próximo y que se realicen reformas urgentes que permitan que el sistema de salud chileno pueda actuar más unitaria, solidaria y equitativamente frente a las enormes demandas futuras”, ha dicho Osvaldo Artaza, ex ministro de Salud y actual decano Facultad Ciencias Sociales y Ciencias de la Salud de la UDLA. Tiene toda la razón.

Single content advertisement top
Filed in

Opinión: Responsabilidad Fiscal Comunitaria

Opinión: El regreso del lobo…

Related posts