4:14 pm - Sábado Febrero 28, 2646

Editorial: El dilema de lo público y privado

Claudio Nuñez
Single content advertisement top

Polémica en el sector Nueva Esperanza cuando vecinos intentaron acceder al Lago Colico en Cunco porque una familia (Ortúzar Phillips) bloqueaba su acceso. ¿El argumento? Ellos aseguran que el camino a la playa es de carácter privado, pero el problema persistió al punto de que los vecinos derribaron la barrera que imponía la familia.

Bajo esta batalla entre lo que es público o privado, -incluidas presuntas amenazas de los dirigentes hacia la familia Ortúzar- intervino el alcalde de Cunco, manifestando que lo ocurrido en el sector, “es una maldad. Hay que hacer un gesto para los vecinos del sector y podamos estar más tranquilos, en paz y armonía, y ese camino pueda dar el acceso libre”.

Si bien Bienes Nacionales fiscalizó hace unos días atrás en el lugar y dio pie a un comunicado donde reiteran el “compromiso permanente con la protección de los derechos de las personas de acceder a bienes nacionales de uso público” hacen hincapié del respeto hacia espacios públicos, así como de los fallos judiciales.

El problema entre lo público y lo privado está muy lejos de terminar no sólo en Cunco; ya en Villarrica, así como en otros sectores del país, la problemática comienza a ser recurrente y donde propietarios que conviven en cercanías de lagos o al mar argumentan que es propiedad privada y que las personas no pueden pasar por el lugar.

Es indispensable que este tipo de problemas se lleguen a una solución considerando que está el decreto supremo n°2 del año 2005 destaca que “las playas son bienes de uso público, inalienables e imprescriptibles” además “desde la línea de la última marea, en el mar, o desde la línea de las aguas máximas en lagos o ríos, 80 metros hacia arriba, es “terreno de playa” y propiedad del fisco”.

Por eso la importancia de las autoridades de tener una mayor comunicación respecto a un tema que atañe transversalmente a toda la población y que muchas veces se desconoce como este caso ocurrido en Lago Colico entre otros tantos. Además de las fiscalizaciones que se deben realizar, es necesario que se haga cumplir lo que dicte la ley y no favorezca a un puñado de personas, sino que debe ser para todos que deseen ir a las playas o lagos.

Filed in

Opinión: Preparándonos para volver al Colegio

Editorial: Errores de la comunicación de riesgo en Pandemia

Related posts