4:14 pm - Viernes Febrero 28, 2200

Juan Pablo Guzmán, Rector Nacional IP-CFT ST: “Hay una demanda creciente por técnicos-profesionales en el mercado laboral”

DiarioTiempo21
Single content advertisement top

El Rector Nacional del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica Santo Tomás analizó las opciones de estudio en la educación superior técnico-profesional en este nuevo contexto global.

Este año entró en funcionamiento el Nuevo Sistema de Acceso para el subsistema universitario y el subsistema técnico-profesional, en el que participan todas las instituciones acreditadas por el Consejo Nacional de Acreditación (CNA) y adscritas a la gratuidad, como es el caso de las instituciones de Santo Tomás. “Ha sido un proceso especial, distinto. Este es un primer paso en un diseño mayor que apunta a ordenar la cantidad de alternativas que existen, modalidades, carreras, los diversos nombres y características de las instituciones en un sitio único”, comenzó contando el rector del IP y CFT Santo Tomás, Juan Pablo Guzmán.

A una semana de que se entregaran de resultados de la Prueba de Transición y un día después de finalizado el proceso de postulación a las instituciones de educación superior, el rector del CFT e IP Santo Tomás conversó sobre las opciones y los beneficios de la educación superior técnico-profesional. Entre las ventajas de escoger una carrera técnico profesional destaca la creciente demanda por técnicos-profesionales en el mercado laboral actual. “El mercado los requiere constantemente y de forma dinámica”, comentó el rector.

Una característica del mundo del empleo actual, que viene de antes de la pandemia, aunque esta la ha agudizado, es la construcción y la destrucción de empleos de forma permanente. “Vemos cómo surgen actividades distintas, que requieren competencias distintas”, comentó Juan Pablo Guzmán.

El formato de la educación superior técnico-profesional, por la menor duración de las carreras, por el menor costo, por la diversidad de formatos, le dan características de flexibilidad que le permiten responder de mejor forma a lo que está ocurriendo en el mundo del empleo”, destacó el rector.

Entre las flexibilidades de la educación superior técnico-profesional citadas por el rector Guzmán están la oportunidad de estudiar trabajando, estudiar a distancia o mezclar formatos, además de la continuidad de estudios que permite a los estudiantes con título técnico completar la etapa técnica con un título profesional.

Acreditación del CFT e IP Santo Tomás

Ya en 2020 el Centro de Formación Técnica Santo Tomás logró una acreditación por cinco años, lo que le permitió iniciar los trámites para inscribirse al beneficio de gratuidad de la educación superior ante el Ministerio de Educación. En 2021 fue el turno del Instituto Profesional Santo Tomás, que también obtuvo una acreditación por cinco años y que ya comienza su inscripción en la gratuidad. “Venimos trabajando para esto desde que se promulgó la ley de educación superior a comienzos de 2019. Hay un plan definido de mejora y adecuación de la institución que apuntaba a llegar a este momento de esta forma”, respondió el rector Guzmán, reconociendo que ambas acreditaciones son una muy buena noticia para la institución y sus estudiantes.

La acreditación tiene doble efecto: demuestra al entorno que la organización tiene una capacidad de gestión y que las cosas que enseña, los programa que tiene y mantiene, se implementan adecuadamente y responden adecuadamente a su entorno, y que en el tiempo lo van a continuar haciendo gracias a que la institución cuenta con mecanismos internos que aseguran que todo esto ocurra sistemáticamente en el tiempo”, explicó el rector.

El periodo de acreditación otorgado por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) habilitan a ambas instituciones, CFT e IP Santo Tomás, a adscribirse al beneficio de gratuidad de la educación superior. “Dimos el primer paso con el CFT el año pasado, logrando los 5 años y solicitando la inscripción a la gratuidad, aceptada por el Ministerio de Educación. Gracias a esto, este año cerca de 20 mil estudiantes de nuestro centro de formación técnica van a poder estudiar con la gratuidad”, celebró el rector Guzmán.

Ahora que cumple con los cinco años de acreditación, el Instituto Profesional Santo Tomás se encuentra en el proceso de inscripción a la gratuidad. Las proyecciones del rector Guzmán son optimistas, pues confía en el trabajo realizado por la institución: “aumentamos de 3 a 5 años de acreditación lo que permitirá sumar a 15mil estudiantes del IP en 2022 a la gratuidad. Llegaremos a 35 mil entre CFT e IP, entre alumnos antiguos y nuevos”.

Chile y Rusia inician certificación electrónica zoosanitaria sin papeles

COLO-COLO y CARABINEROS DE CHILE: EN PRIMERA DIVISION, HACEN FAUL A LA REFORMA.-

Related posts